El Más Poderoso Secreto para Aumentar lo que Recibes…

El ser humano se la ha pasado buscando tesoros escondidos, secretos ocultos, abundancia, prosperidad y la felicidad tan anhelada. Sin embargo estos secretos no son tan secretos y todo lo deseado lo tenemos más cerca de lo que nos imaginamos, lo único que necesitas es profundizar en el panorama que se va develando ante ti con esta información y sin duda la realidad estará ante tus ojos, y en este artículo encontrarás algo de lo que estás buscando…

Uno de los temas que más hablo en mi Seminario “Abre Tu Mente Al Dinero”  para atraer la Abundancia y Prosperidad a nuestra vida es acerca de algo elemental que produce milagros pero que para una gran mayoría produce confusión, y es acerca del “DAR”.

Dice James F. Twyman Autor del Código Moisés “La primera clave para sentir que somos una encarnación de Dios es Dar”Sin embargo una pregunta que surge con frecuencia es Como podemos Dar si no tenemos lo suficiente, sin embargo Místicos y Santos como San Francisco de Asís decían que en el Dar está el Recibir.

Es quizás aquí donde está parte de la magia para que los resultados en tu vida vayan tomando la forma que siempre has deseado. Sin embargo para que esto suceda debes entender que no estamos hablando de dinero o de bienes materiales, es de lo que menos se trata el Dar, aunque para la mayoría pareciera que de eso solo se tratara. El Dar se trata de la energía, se trata del amor, se trata de la bondad, se trata de la esencia de lo que uno es y de lo que tenemos desde adentro para compartir con los demás.

Solo cuando tú entregas lo que tienes dentro de ti a otros descubres que siempre lo habías tenido y que nunca te falto, es por esto que siempre puedes Dar sin pensar que no lo tienes, pudiendo de esta manera cumplir una pequeña filosofía que puede cambiar tu vida, “Aquello que quieras en tu vida dalo a los demás”.

Es en lo anterior donde entenderás que la abundancia inicia de adentro hacia afuera y cuando eso lo entiendas sabrás lo que es abundancia y que dentro de ti estas lleno de esa abundancia para compartir y que entre más la compartas más la vida te va a Dar.

Esto lo puedo complementar con lo que dice el Autor del Libro Best Seller “Conversaciones con Dios” Neale Donald Walsch: Lo que damos a los demás y al mundo nos lo damos a nosotros mismos”, en lo particular estoy totalmente de acuerdo con esta frase que sin duda nos pone en una posición muy clara frente al Dar y el Recibir.

Cómo Psicólogo comparto lo que mi colega Harville Hendrix dice en “El Código Moisés” cuando menciona que hay una parte de nuestro cerebro llamada cerebro límbico que no es consciente del tiempo ni de los objetos, es decir, que no distingue entre el mismo y los demás, y además no tiene noción del pasado el presente o el futuro, esa parte inmaterial e intemporal de tu mente recibe lo que das porque no distingue lo que entra de lo que sale.

Incluso, si críticas a otros tu cerebro no sabe que los criticas a ellos, cree que te estas criticando a ti mismo, si amas y le das algo a otra persona, esa parte del cerebro no sabe quién le da a quien por lo que siempre recibes al creer que te lo estás dando a ti. El cerebro siempre cree recibir lo que se da a otra persona.

Es por eso que debes estar muy vigilante de lo que deseas para otra persona ya que tu mente lo recibe directamente primero, por tal motivo cuando dedicamos oraciones, pensamientos, sentimientos y emociones de paz, a nuestros seres queridos aunque estén lejos, nosotros también experimentamos esa paz y esa sanación mostrándonos de esta manera otro ejemplo de que Dar es recibir.

Sin embargo en mi Seminario “Abre Tu Mente Al Dinero” en su versión presencial me han llegado a decir: “no sé qué Dar, ayúdeme”

Para esto es importante que entiendas que Dar es igual a Servir, ayudar, apoyar, auxiliar, socorrer, todos estos son sinónimos de Dar, que realmente significa prestar un servicio autentico desde adentro de ti y sin interés a la recompensa.

Por ejemplo:

Devuelve un favor, ayuda a un anciano, deja que alguien pase delante en la fila, cédele el paso en un atasco a una persona que lo necesita, ayuda a desvarar a alguien, comparte tus dones, tu tiempo, comparte tu talento, tus capacidades, comparte tu conocimiento con la humanidad, y porque no, también puedes Dar algo material.  Hay muchas formas de Servir y cuando Sirves estas Dando.

Te aseguro que te sentirás mejor y la vida se encargara de darte la recompensa, sin embargo nunca lo hagas por la recompensa ya que de esta manera nunca funcionará.

Son muchas las personas que dan con la intención de ser una buena persona, de quedar bien con los demás y de ganar puntos con la vida, con Dios o con el universo. Sin embargo el verdadero éxito del Dar esta en no tratar de manipular el principio divino, es decir, no se trata leer este articulo y salir a darle a todo el mundo porque leíste un artículo de Andrés Rada que dice que debes Dar y que entre más des más recibes. Aunque esto último es cierto, debo repetir las palabras de James Twyman, “Si das esperando algo a cambio estas alterando los resultados o simplemente el verdadero beneficio de lo que vas a recibir”.

Es verdad que en cuanto más des, más recibes, pero el deseo de Dar no obedece siempre al deseo de obtener algo a cambio, no se trata de Dar pensando en que darás algo porque tal vez así recibas algo. La magia ocurre cuando eres capaz de Dar como da la divinidad, sin expectativas, sin querer nada a cambio, solo para conectar con otra persona, es decir, por servir en el sentido más noble. Ten en cuenta que es solo cuando sirvas al amor, cuando sirvas a la paz, cuando sirvas a ese Dios que hay en cada uno de tus hermanos cuando la magia empieza a ocurrir.

Y solo para terminar, se ha comprobado que quienes son capaces de Dar desde lo más profundo de su ser, sin esperar nada a cambio viven una vida plena y feliz, es decir una vida llena de abundancia, y yo te digo que el que es capaz de vivir en abundancia es capaz de atraer lo que quiera a su vida.

En la última parte de este artículo de reflexión quiero compartirte un fragmento de la oración de San Francisco de Asís que nos deja muy claro lo que significa el Dar cuando dice: “Porque dando es como se recibe, perdonando es como se es perdonado”.

Definitivamente es aquí donde ocurre la magia, sin embargo recuerda que el mago eres tú ya que eres el que hace que esta magia ocurra o no en tu vida, pero sé que Dar de esta manera no es fácil,  requiere de una gran madurez espiritual que debemos desarrollar, una madurez donde el flujo espiritual NO se manifieste a partir de nuestro recurso limitado que es el ego, es decir la parte de nuestro ser que solo trata de manipular, sino que debemos Dar desde ese recurso ilimitado y eterno que es nuestro yo superior y que nos une a nuestro origen y que se podría llamar divinidad, y que es cuando justo abrimos nuestros canales para poder recibir permitiendo de esta manera tener un ciclo completo del Dar y Recibir donde comprenderemos que ambos son exactamente lo mismo, para lo que tendríamos que decir: DAR es RECIBIR.

Este tema es mágico y me apasiona, espero que lo hayas disfrutado tanto como yo y lo apliques de ahora en adelante en tu vida.

Si te gusto esta información gratuita te invito a conocer mi Programa Abre Tu Mente Al Dinero, donde llevo a tu mente a crear nuevos patrones de información con diferentes técnicas de reprogramación mental que te permitan tener Éxito, Abundancia y Prosperidad. Para esto visita: www.abretumentealdinero.com

Comparte este articulo por Facebook y Twitter  y déjame conocer tu opinión a través un comentario.

Te Deseo Abundancia y Prosperidad,

Andrés Rada Restrepo
Psicólogo – Neuropsicólogo
Máster en Programación Neurolingüística
Visítame en: www.AbreTuMenteAlDinero.com
Facebook: 
www.facebook.com/AndresRada

35 Comentarios

Comenta sobre este artículo